Voces

He vuelto. Bueno, nunca me había ido, no del todo. El final del 2018 y el comienzo del 2019 fueron altamente eléctricos, montañas rusas emocionales. Necesité descansar el cuerpo, el alma y la mente. No he publicado nada hasta ahora porque tampoco tenía mucho que decir, y muy poco por contar. Necesitaba calma y perspectiva…

Anuncios

Momentos sin arrepentimientos

He vivido muchas experiencias. Algunas, especialmente las más recientes, las compartí abiertamente mediante negro sobre blanco. Y aunque sigo conviviendo con mis dudas, en defensa propia alegaré que tampoco nací bajo el brazo con un manual sobre los detalles de los sentimientos y los caminos del querer. Sigo haciéndome preguntas introspectivamente atómicas, siendo mi propia…

El té de las cinco

Llevaba varios días sin saber nada de él. Lo cierto es que no volvimos a vernos las caras desde aquella noche, pero estuvimos manteniendo el contacto, preguntándonos quétalestás aunque fuera para cumplir, felicitándonos en las ocasiones de rigor en las fechas vacacionales. Había una calma alargada entre nosotros dos. También fueron semanas agitadas, de idas…

Frikifantasía

Estoy harta de levantarme de buena mañana y desayunar con titulares sobre abusos sexuales. Estoy harta de las lágrimas derramadas por empatía y sororidad porque no paran de violarnos y de matarnos. Estoy harta de mujeres que se convierten en famosas por ser cadáveres. Estoy harta de tantos hombres monstruos. Estoy psicológicamente agotada de tanta…

La caja de Pandora

Los días grises de otoño suelen ser propicios para ataques de melancolía. Mirada perdida que desgasta recuerdos. Sentimientos deteriorados que pueden agrietarse y una peligrosa provisionalidad imprecisa para maquillar el día a día. Manteniendo el sano juicio con precariedad, hasta que la ingobernabilidad revienta dentro de tu psique. O la mía, mejor dicho. Se pueden…

Sangre mediterránea

Me paseaba en crocs limpiando las estancias, glamurosa estilo ama de casa en trapos, echándole una mirada a lo que había más allá de la ventana y no podía evitar sentir aquella sensación deprimente que marca el cielo gris en un día feo de otoño. Como si el mundo ya estuviera acabando sus colores y…

Esperanza y malasuerte

Mi próposito no lo tenía bien definido. pero la clara intención era documentarme en confidencialidad sobre los placeres, míos y ajenos. Exponerme al visionado de imágenes lascivas en directo, delante de mis narices. Sumergirme en nuevos mundos y nuevas maneras de vivir el cuerpo y la mente, buscando tesoros eróticos nuevos y más allá del…